Porque te llamas Xose Mourinho

por Pablo on febrero 14, 2013

Xose Mourinho

Xose Mourinho

Confieso que alcanzo un punto de indignación alto que roza levemente la irritación, más allá del caso Bárcenas y otras barbaries cotidianas, y se debe a tener que estar lidiando todo el día con tanta mediocridad, y que esta mediocridad se haya convertido (con tanta impunidad) en una normalidad sofocante.

Igual que todos vosotros, lo veo en todas partes, pero particularmente mi indignación (profesionalmente) se debe a ver cómo un grandísimo grupo de ineptos, mediocres, con falta de visión y carentes de estímulos conducen grandes maravillas que la historia de la humanidad y el ingenio de unos pocos nos han permitido disfrutar directamente a la ruina. Estoy hablando de marcas y productos.

¿Sabíais que los pañales fueron inventados por la NASA para ser usados por los astronautas en las misiones espaciales? Un buen día tuve la oportunidad de trabajar para una marca de tampones femeninos, allí conocí la historia de los pañales y la ingeniería que hay detrás, una auténtica maravilla. Una obra de arte de la ingeniería industrial ¿os ha contado alguna vez qué suponía para vuestras madres el no tener pañales de celulosa descartables y a un precio asequible? Un cambio radical en la vida de las madres. Un producto que ha revolucionado el mundo y ha facilitado la maternidad a miles de millones de familias, que en manos de una serie de ineptos, mediocres, faltos de visión y sin estímulos han faltado el respeto, y han convertido a los pañales en un artículo ridículo, casi un comodity al que nadie respeta ni presta atención. Me indigna.

Grandísimas marcas que a lo largo de la historia han aportado a la sociedad grandísimos productos o servicios, que a día de hoy, se ven en manos de irresponsables incapacitados de dar a dichos entes revolucionarios el carácter que merecen y el espacio que se han ganado, porque se han enfocado a articular y ejecutar ridículas artimanias (mal llamadas estrategias) basadas en aspectos absurdos como el engagement, la notoriedad, etc… en lugar de potenciar y alimentar el carácter innovador, de hacer valer los beneficios por encima de todas las cosas. ¿No sentís que a veces trabajamos en campañas rimbobantes de publicidad y comunicación para ocultar que los productos cada vez tienen menos beneficios, menos innovaciones, menos razón de ser?

Perdidos entre modas pasajeras de la comunicación, líderes desafortunados y con poca preparación, y un sin fin de malos consejos malintencionados, las marcas y sus productos están ocupando espacios de rechazo en lugar podios de admiración. Los pañales revolucionaron la maternidad, así como los tampones dieron libertad a las mujeres para convivir con su período menstrual, los condones permitieron las relaciones sexuales por placer con responsabilidad, el desodorante nos permitió deshacernos de grandes prejuicios sociales y para qué hablar de los coches, ordenadores, televisiones, móviles, etc etc etc… y al final, todo parece un chiste, todo se reduce a un spot imbécil, un dubitativo banner, un inseguro print o un silencioso post en Facebook, y nada está a la altura. Porque creo, y me indigna, que la publicidad de hoy (en su gran mayoría) no está a la altura de los productos que intenta publicitar, los productos no se merecen eso, se merecen algo mucho mejor, merecen que su publicidad sea parte y respete el cambio que han aportado a la sociedad, que comuniquen su ADN, su intención, su razón de ser, lo que son más allá de equities y de torpes PPTs creadas durante largos fines de semana de confusión.

De hecho, creo que los equipos que al día de hoy están detrás de muchos de los despachos en las sedes centrales de grandes marcas, no están a la altura de los productos que reinan, pero que (sin saberlo y temerosos de ello) no hacen más que atacarlos y desangrarlos poco a poco.

¡No te mereces el producto para el que trabajas! Es una reflexión que he sentido más de una vez a la salida de una reunión.

A veces me detengo a pensar que si Xose Mourinho no se llamara Xose Mourinho no hubiera durado ni la mitad del tiempo que lleva como entrenador del Real Madrid, a la vez, pienso que lo mismo pasa con las marcas. Si El Corte inglés no fuera El Corte inglés, si Nestle no fuera Nestle, o X marca no hubiera sido lo que fue, si las marcas no contarán con una grandísima renta y si fuera solamente por el equipo que está a cargo ahora mismo de su destino, hubieran desaparecido, hubieran fracasado y se hubieran hundido, porque creo (y me ingina pensar) que no estamos a la altura.

5 comentarios

Hola, es la primer nota que leo .. de verdad me gusto tu rollo y el divague que traes hermano, hoy vi el partido y fue nefasto ver a los del Madrid, nadie habla por su fútbol .. Por lo que comentas de las marcas, creo que me hiciste pensar en demasiado, también soy parte del medio y más que adorarla siempre me ando quejando jajaja .. Gracias por compartir tu nota !!!! te estaré leyendo. buena vibra hermano

by Jovan David on 14/02/2013 at 09:59. #

¿Gracias?

by Pablo on 14/02/2013 at 13:02. #

Muy de acuerdo.

by Enrique Gallud Jardiel on 10/03/2013 at 11:18. #

Artimaña en lugar de “artimania”
Indigna en lugar de “ingina”
Nestlé en lugar de “Nestle”

No hace falta que publiques el comentario.

by PROSIKITO on 22/04/2013 at 13:35. #

Gracias…

by Pablo on 23/04/2013 at 02:38. #

Deja tu comentario... gracias!

Required.

Required. Not published.

If you have one.